• 1

exitoI.- INTRODUCCIÓN

Cuando hablamos de “ELEGIR LÍDER”, tenemos el privilegio y a responsabilidad moral de hacerlo con honestidad, a “corazón limpio”, y convencidos de que nuestra decisión es la más correcta para nuestra iglesia, comunidad o país, no la más conveniente. Para ello hemos de analizar detenidamente la situación, junto con algunas preguntas básicas que vienen a nuestra mente.

1. ¿Qué es un líder? ¿Qué función hace un líder? ¿Por qué se necesitamos a un líder? ¿Dónde buscar un líder? ¿Por qué los aspirantes desean convertirse en líder? ¿Requisitos para ser líder? ¿Por qué seguimos a un líder?

2. ¿Cómo contesta el aspirante a estas preguntas?

3. Un líder conforme Dios quiere es lo que se necesita hoy con urgencia. Un hombre o mujer fiel a los principios de Jesucristo; que no venda su conciencia; que no le importe “el qué dirán"; que tome conciencia de todos sus pensamientos y acciones; y que tenga claro que el único propósito en su ministerio, es la extensión del Reino de Dios mediante la proclamación del Evangelio transformador de Cristo, y , por consiguiente, que no estime ni se aferre a la fama y el reconocimiento de la gente, sino a todo lo contrario, vistiéndose siempre en humildad y servidumbre a la Obra de Dios, cuyo espejo donde mirarse cada día debe ser el Señor Jesús.

II.- EL LIDER SEGÚN LA SOCIEDAD

A. ¿Qué es ser líder? Definición.

1) Es una persona que tiene la capacidad de conducir a otros, en un proceso que permitirá alcanzar un determinado objetivo, meta o propósito.

2) El Diccionario de Ciencias de la Conducta: “Tiene cualidades de personalidad y capacidad que favorecen la guía y el control de otros individuos".

B. Clases de líderes: Buenos y Malos

1) Un buen líder puede llevar al pueblo a la victoria.

2) Un mal líder lo llevara a la derrota. Esto lo vemos tanto en lo político, en los negocios, en la familia, en los deportes, etc. Ejemplos:

  • En la vida cotidiana encontramos líderes indignos al servicio del ciudadano: La clase política y todo aquel que contemple primero sus propios intereses antes que el de aquellos a quien representa.
  • En las Escrituras encontramos el líder modelo en el servicio cristiano: El Señor Jesucristo.
  • También, han existido muchos seres humanos que Dios usó como líderes durante su obra reflejada en la Biblia. Entre ellos están: Moisés, Josué, Noé, Abraham, José, David, Salomón, Nehemías, Daniel y Pablo, entre otros.

C. Características de un buen líder

01) Son personas de confianza: Las personas seguirán a todo aquel que les guste y agrade; en quien puedan confiar, y demuestren preocupación y competencia.

02) Saben escuchar: Las capacidades de escuchar no son hereditarias, son adquiridas, y en esto se basan muchos estilos de liderazgo. La gente necesita que los escuchen.

03) No juzgan: Si críticas las ideas de alguien, seguramente esa persona no utilice nunca las tuyas pues atentas contra su auto integridad.

04) Delegan: El potencial de trabajo de las personas es a veces desperdiciado y no se administra adecuadamente. Reconoce que todos tienen habilidades, y confía en las demás personas para que usen estas habilidades de manera prudente.

05) Motivan: Todos tendemos a estancarnos cuando disminuye la motivación y el liderazgo está inerte. La motivación y la creatividad es necesaria para conseguir los objetivos y para activar la autoestima.

06) Entienden a las personas: Ocupan el lugar de la gente para escuchar y así valoran desde otra perspectiva los problemas del pueblo. Tienen el don de entender. La paciencia y la sabiduría son sus virtudes.

07) Aprenden: Se auto educan mediante la lectura o hablando con sus homónimos. Intercambian ideas y experiencias. También se auto evalúan para analizar sus acciones y ver si han actuado correctamente para la próxima vez hacerlo mejor.

08) Planean con antelación: Tienen un plan de acción preparado y piensan siempre hacia el futuro, anotando ideas para mejorar, y determinando maneras en donde el proceso del día a día trabaja sin problemas para darles más tiempo.

09) Fijan objetivos para ellos mismos: Los líderes invierten tiempo y dinero en caso de que sea necesario para el desarrollo personal.

10) No manipula: Este tipo de dirigentes no chantajea, ni controla la conducta de las personas impidiendo que se actúe con libertad, sino todo lo contrario, escucha y se pone en el lugar del otro para ver las cosas desde un punto de vista más equitativo.

11) Valora ideas e iniciativas de todos, y valora el tiempo y las capacidades: Apoya a los emprendedores y los impulsa a llevar a cabo sus ideas o metas.

12) Organiza y fomenta la participación: Crea estrategia para facilitar el desarrollo de un clima de confianza, despierta el interés por el trabajo en grupo, ayuda a compartir los conocimientos, los motiva y facilita la convivencia.

D. Características de un líder malo

1) Autocrático: Sólo gobierna él con total autoritarismo basándose en un poder personal absoluto y despótico.

a) Dominante, autosuficiente, absorbente, conflictivo, peleador y autoritario

2) Paternalista: Adopta el paternalismo como forma de conducta, es decir, que aplica las formas de autoridad y protección propias del padre en la familia tradicional.

a) Quiere quedar bien con todo el mundo, no desea tener conflictos con el grupo, es el protector, quiere hacerlo todo, menosprecia al equipo, puede hacer perder la orientación…

3) No suele tener normas: Usa sus propias ideas para administrar el liderato.

a) Líder sin iniciativas, no dirige ni coordina, es inseguro, no muestra interés por el grupo, solo mira su propio interés, improvisa, lo que se haga está bien…

III.- QUÉ PIDE DIOS A UN LIDER CRISTIANO

A. En las relaciones con los demás

01. Aceptar a los hermanos tal como son: "...que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno" (Ro. 12:3)

Que no se ensalce a sí mismo o se crea superior a los demás basándose en las carencias de los conducidos. Nadie tiene la estatura adecuada, sólo Cristo. Si deseamos que haya armonía dentro del grupo a dirigir, se debe tener muy en cuenta este aspecto.

02. Ganar la confianza de nuestros hermanos: "Y tenemos confianza respecto a vosotros en el Señor, en que hacéis y haréis lo que os hemos mandado" (2 Ts. 3:4)

Debemos apreciar y respetar los valores de los demás para de esa forma ganar sus voluntades sin recurrir a la coacción. No impone su punto de vista solamente. En una discusión, no trata de derrotar y humillar al contrincante, sino de persuadirlo. Es importante escuchar las opiniones ajenas antes de imponer nuestras razones como las más válidas. También debemos tener una mentalidad abierta. Olvidemos el rencor, la amargura y el odio.

03. Utilizar un enfoque cristiano: "Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas... pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores" (Stg. 2:1 y 9)

Cultivar el sentido del humor, tener fe en nuestros hermanos, irradiar alegría y buen humor. Tratar a los humildes con tanto respeto como tratamos a los poderosos. Ser accesibles, tolerantes y mostrar una actitud receptiva hacia las ideas de los demás. Ser serviciales con nuestros hermanos, reconociendo sus méritos. Hacer amigos. Conseguir la cooperación fervorosa de los demás. Aceptar sin rencor los fracasos, desengaños y derrotas. No hacer acepción de personas. No hacer ostentación de nuestras cualidades. Mantener comunicación con los hermanos.

04. Confianza: "Sea nuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis como debéis responder a cada uno" (Col. 4:6).

Una actitud de confianza en los demás ejerce un efecto favorable en los hermanos. Debe ser firme y confiad en sí mismo si quiere dar confianza.

05. Éxito y relaciones humanas: "Ninguno tenga en poco tu juventud, sino se ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe pureza" (1 Ti. 4:12).

Recordar los deseos y preferencias de los más necesitados es activar siempre una impresión profunda y favorable. El líder debe saber ocultar sus preocupaciones y temores y ocultar sus pensamientos. El buen humor y la amabilidad son contagiosos.

Hay tres puntos importantes a tener en cuenta:

a) Mostrar la actitud que uno desea sin que note.

b) Elegir el método adecuado.

c) Hay que procurar que las personas se sientan cómodas.

06. Mantener la serenidad en las crisis: "Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe, virtud, a la virtud conocimiento, al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad." (2 Pe. 1:5 y 6).

Las críticas injustas ayudan a perder la serenidad, sobre todo cuando nuestras opiniones son puestas en tela de juicio. Ante una discusión, debemos saber aceptar nuestras derrotas.

07. Ser breves en la conversación: "... tiempo de callar, y tiempo de hablar" (Ec. 3:7). “...sea pronto para oír, tardo para hablar" (Stg. 1:19).

Más que hablar, se debe escuchar; si viene enojado escuche sin interrumpir; si está triste escuche y brinde consuelo. El líder no habla inútilmente.

08. Mostrar un carácter estable, demostrando sinceridad, cortesía y amistad: "Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo" (2 Co. 2:17)

a) Estabilidad de carácter: es fácil manejar una relación con personas de carácter estable, pero no siempre todas las personas tienen esta cualidad.

b) Sinceridad: es el poder para ganar amigos. La sinceridad es la manera de comprobar que somos dignos de confianza.

c) Cortesía: es vivir en armonía con los demás, es decir, tener consideración por las pequeñas cosas. Mostrar respeto por las ideas ajenas, es ser cortés. La cortesía es la cualidad que destaca a una persona del resto.

d) Disposición amistosa: ser amigo de alguien significa que para esa persona tenemos un valor especial, mucho más allá de nuestro merecimiento.

09. Ayudar a los hermanos en su crecimiento: "Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo" (2 Pe. 18).

Tratar con la gente es el problema mayor y más difícil. Pero saber ganar la amistad de nuestros semejantes es tarea esencial en el liderato, y de ello depende el crecimiento o la nulidad de los dirigidos.

10. Emplear el método indirecto (persuasión): "Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres, pero a Dios le es manifiesto lo que somos, y espero que también lo sea a vuestras conciencias" (2 Co. 5:11)

La persuasión cristiana no debe ser precipitada. Para que sea efectiva, se debe actuar lenta y gradualmente, con naturalidad y perseverancia. La persuasión precipitada resulta un fracaso. Debe actuar sobre las emociones pero también sobre la razón.

a) Seleccionar el incentivo

b) Crear un ambiente grato

c) Presentar los argumentos o proyectos gradualmente, con gentileza, sin apresuramiento.

d) Mostrar interés en los demás y en lo que es importante para ellos.

e) las alabanzas deben preceder a las críticas

f) Lograr que las ideas o planes se conviertan en esas ideas o planes surgieron de ellos.

g) Una sugerencia tiene altas posibilidades de ser aceptada si va acompañada de una sonrisa.

h) Saber emplear el método de la persuasión.

B. En las relaciones con Dios

1. Un líder obediente y sujeto: Dios no soporta la desobediencia ni la rebeldía. Josué fue durante 40 años un simple ayudante de Moisés y nunca se rebeló, sino todo lo contrario, y santificó a Dios a pesar de que su vida estaba en peligro (Nm. 14). Moisés siempre estaba en la presencia de Dios, sujeto a Él (Ex. 20:18-19).

2. Con visión y capacidad de multiplicar a otros líderes para que se levanten: Dios permite a Moisés ver la tierra prometida. Moisés levanto a Josué. Un líder que no se levanta y multiplica a otros, no es un verdadero líder.

3. Con capacidad de levantar y animar públicamente a otros líderes: Moisés pudo levantar a Josué y consagrarlo delante de todo el pueblo, no tuvo envidia, ni temor, sino que lo hizo para que el pueblo reconociera el liderazgo de Josué.

4. Un liderazgo de fortaleza: La manera que un líder fortalece a sus miembros es enseñándoles y capacitándoles con su ejemplo, la palabra y oración.

C. En la vida privada de cada líder (1 Ti. 3:1-7)

01. Irreprensible: El líder debe tener buen testimonio en la casa de Dios, ser irreprensible significa que no tenga actitudes en las cuales se le tenga que estar llamando la atención, debe ser ejemplo en todo.

02. Marido de una sola mujer: el hombre de Dios debe ser ejemplo en moralidad, su vida sentimental debe ser ordenada y digna de imitar. Si es casado (a) debe respetar a su esposa (b) y guardarse del adulterio. Si es soltero (a) debe cuidar la manera de cómo se conduce sentimentalmente, ya que sería penoso que se mostrara inestable en sus emociones o que hiciere cosas que solo en matrimonio están permitidas. (b) El noviazgo de un líder debe ser ejemplar.

03. Sobrio: Que no sea ebrio, sin control de sí mismo que dice cosas de las cuales luego tiene que arrepentirse, es necesario que sea sobrio, es decir dueño de sí mismo... evitando los extremismos emocionales.

04. Prudente: Esta característica implica sabiduría y discreción. Muchas veces a través de una consejería usted de cosas que nadie tiene que saber y usted debe ser una tumba que no deje escapar ninguna información eso es prudencia.

05. Decoroso: Tiene que ver con la imagen que proyecta el líder en la comunidad, debe ser una persona digna de respeto y honorable, arreglo personal, imagen de limpieza y orden interior. Cuidarse de que el vestuario no sea provocativo, es necesario reflejar el cambio que hizo Jesús en nuestras vidas.

06. Hospedador: tener un corazón dispuesto y abierto para ayudar a quien lo necesita, material o espiritualmente hablando.

07. Apto para enseñar: Que sea diestro en la exposición de la palabra de Dios para poder alimentar al rebaño, escudriñe las escrituras y explique las lecciones que nos enseñan a cómo hacerlo mejor, ponga atención a cada mensaje, pues nadie puede enseñar lo que no sabe.

08. No dado al vino: No podemos concebir a un líder de Dios ebrio, esto viola los preceptos de Dios para un cristiano Ro. 13:12, Gal.5:19-21.

09. No pendenciero: Hay personas que están listas para responder a una agresión física o verbal. El hombre de Dios es de paz y sabe controlarse en momentos de tensión, debe reflejar la paz de Dios.

10. No codicioso de ganancias deshonesta: Debemos ser ejemplos aun en nuestra vida económica, Ejemplos: pedir prestado y no pagar, girar cheques sin fondos, tomar algo al crédito y no pagar, etc.

11. Amable: Del griego epieikeia que significa ceder o abstenerse, el líder debe saber no aplicar la ley en seco sino el espíritu de la ley, saber aplicar el amor.

12. Apacible: Que sea una persona que irradie paz, capaz de tolerar y aceptar el punto de vista de otros.

13. No avaro: La avaricia es idolatrar el dinero, el líder debe ser ejemplo de generosidad.

D. En su vida en el hogar

1) Que gobierne su casa: La iglesia no es una empresa o asociación, es una familia, por eso Pablo nos exhorta a gobernar nuestra casa para gobernar o más bien cuidar de la iglesia de Dios, que cumpla bien su función en el hogar, si es padre tener a sus hijos bajo sujeción, si es madre cumplir bien el papel de ayuda idónea, y si es hijo debe mostrar respeto, obediencia y honra a sus padres.

E. Es su vida de iglesia

1) No un neófito: Esto indica apto para servir, persona con madurez cristiana, ya que si es nuevo habrá peligro de que caiga en la trampa del diablo por desanimo u orgullo, la madurez viene como el resultado del sometimiento a Dios y la disposición nuestra, para que el obre en nuestra vida.

F. En su vida en la calle:

1) Que todos los de fuera tengan un buen concepto del que va a ser un líder: Debemos ser ejemplo tanto de los de adentro de la iglesia como de los de afuera, como a nuestros compañeros de trabajo, de estudio, etc. Deben reconocer que en nosotros ahí algo especial: LA PRESENCIA DEL ESPIRITU SANTO.

IV. OTROS VERSÍCULOS SOBRE EL LIDERAZGO

Gn. 1.26, 41:33-41 y 45:8-11; Ex. 3:11-12, 4:10-16, 17:12, 24:13, 33:11; Nm. 27:12-23; Dt. 3:23-29; Jue. 4:8-9 y 6:15-16; 1 Sa. 9:21 y 16:7; 1 Re. 3:7; Neh. 1:3-4 y 2:11-18; Is. 6:8; Jer. 1:6; Mt. 10:1, 12:18-20 y 20:20-28; Mr. 6:7-12; Jn. 13:1-17; Hch. 6:1-7 y 13:3; Fil. 2:6-7,22; 1 Pe. 5:1-4.

V. CONCLUSIÓN

La victoria de un líder y sus seguidores estriba en tener fe en Dios y obedecer Su Palabra.

El mundo sin Cristo necesita de líderes conforme al Plan de Dios y dispuestos a transformar su entorno. Hombres y mujeres que no se amilanen ante la oposición ni las circunstancias adversas. Personas transformadas por el Evangelio de Jesucristo que impacten a los demás con su testimonio. Seres que están convencidos de que todo puede ser diferente. Pero, ¿somos todos válidos para llevar a cabo el Plan de Dios?, ¿poseemos los dones y cualidades que Dios nos exige? Si tu respuesta es afirmativa, ¿estás dispuesto a ser ese líder que Dios demanda para conducir a su pueblo?

¡Que es Señor os bendiga!

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s


 Últimos artículos


Salmos 78:34-35

Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios;  Entonces se volvían solícitos en busca suya, Y se acordaban de que Dios era su refugio,  Y el Dios Altísimo su redentor. Se me presentan en este d&ia...

Salmos 76:7

Tú, temible eres tú; ¿Y quién podrá estar en pie delante de ti cuando se encienda tu ira? La gente tiene un pobre concepto de ti, Dios mío. Te imaginan débil, consentidor de todo o incluso indiferen...

Salmos 73:22-23

Tan torpe era yo, que no entendía; Era como una bestia delante de ti. Con todo, yo siempre estuve contigo; Me tomaste de la mano derecha. Me es difícil en esta mañana escoger unos versículos de todo el salm...

Salmos 69:5-6

Dios, tú conoces mi insensatez, Y mis pecados no te son ocultos. No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Yahveh de los ejércitos; No sean confundidos por mí los que t...

Sufrió y murió

¿Por qué sufrió y murió el Justo? Una de las objeciones más comunes a la fe cristiana es la de la existencia del mal en este mundo. Cuando contemplamos la terrible muerte de niños y mujeres, y el atroz sufri...

Salmos 63:3

Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán. No puedo imaginar mi vida, con todo aquello hermoso que me rodea: mi esposa, familia y amigos. La vista no se cansa de ver tanta luz y colores, el paladar me hace disfr...

Salmos 62:1

En Dios solamente está acallada mi alma; De él viene mi salvación. Son cuatro veces en este salmo que se repite “solamente” (v.1,2,5,6) y creo, Señor, que quieres decirme algo en esta noche. No es sufi...

Salmos 53:1

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien. Cada vez se hace más patente esta realidad en esta generación. En un principio estaba sorprendido de que t...

Salmos 50:14-15

Sacrifica a Dios alabanza,  Y paga tus votos al Altísimo; E invócame en el día de la angustia; Te libraré y tú me honrarás. Tres cosas concretas me pides, Dios mío, en estas l&iacu...

Salmos 37:16-17

Mejor es lo poco del justo, Que las riquezas de muchos pecadores. Porque los brazos de los impíos serán quebrados; Mas el que sostiene a los justos es Jehová Quiero, Señor, que esto sea así en mi vid...

Salmos 36:7

¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas. Sí, no hay joya más preciosa para mí en esta mañana que tu misericordia. Puede que en otro ...

Salmos 34:8

Gustad, y ved que es bueno Yahveh;  Dichoso el hombre que confía en él. Quiero que me ayudes, Señor, a aplicar estas palabras tuyas de mejor manera en los días venideros. Quiero hablar a la gente de lo bueno que...

Salmos 32:5

Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Yahveh; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. No he llegado a valorar en toda su amplitud esta bendición que me das, que ...

Salmos 26:1-3

Júzgame, oh Jehová, porque yo en mi integridad he andado;  He confiado asimismo en Jehová sin titubear. Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y...

Salmos 22:22

Anunciaré tu nombre a mis hermanos; En medio de la congregación te alabaré. Según entiendo, Padre, este salmo de David es mesiánico, es decir inspirado por tu Espíritu para mostrarnos algo de Cristo y l...

Salmos 19:10

Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. Tu palabra me enriquece y me alimenta, más mucho más que lo que me pueda dar el mundo. Esto, ...

Salmos 17:15

En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza. El volver a leer estas palabras producen en mí una inmensa tranquilidad y vuelve otra vez mi atención a la esperan...

Salmos 9:20

Pon, oh Yahveh, temor en ellos;  Conozcan las naciones que no son sino hombres. Te quiero pedir esta mañana, Padre, lo mismo que te pidió David. Veo a mi alrededor cada vez menos temor hacia ti. Ya no solo el temor santo y ...

Salmos 8:3-4

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? También yo tengo ...

Salmos 4:8

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Yahveh, me haces vivir confiado Al igual que ayer en la mañana te daba gracias por tu sustento en la noche y te pedía que me ayudaras a usar esas renova...

Salmos 3:5

Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba Bendito es el sueño reparador. Puedo levantarme en esta mañana y comenzar con fuerza mi jornada. Qué diferencia cuando mi cuerpo no p...

Salmos 1:2

Sino que en la ley de Yahveh está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Señor, comienzo los salmos en esta mañana con gran expectación. Como sabes de toda esta despensa de manjares que es tu palabr...

Job 40:4–5

He aquí que yo soy vil; ¿qué te responderé? Mi mano pongo sobre mi boca. Una vez hablé, mas no responderé; Aun dos veces, mas no volveré a hablar. ¿Qué podría decir...

Job 28:28

Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia. Padre, sé que estas palabras no son nuevas, y que puedo leerlas en otros lugares (Sal.111:10) (Prov.1:7;...

Job 19:26

Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; Tengo poco que añadir a estas palabras de Job, (v.25-27) pues yo también me he sentido así algunas veces y, aunque gracias a tu misericordia hasta ho...

Job 13:15

He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos, Padre mío. Quiero que en esta mañana me ayudes a encontrar el equilibrio que tenía t...

Job 9:20

Si yo me justificare, me condenaría mi boca; Si me dijere perfecto, esto me haría inicuo. Tal es mi naturaleza y el estado de mi corazón, hasta donde yo me conozco, que incluso, como dijo Job, el intentar justificarme, me c...

Job 2:10

Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios. Padre, me resulta fácil...

Job 2:3

Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando...

Job 1: 20–21

Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Yahveh dio, y Yahveh quit&oacut...

Marcos 16:15

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Quiero, tengo que hacer mío hoy este versículo, no me importa si se lo dijiste principalmente a los once en ese momento, si es la comisión dada a la igle...

Marcos 15:5

Mas Jesús ni aun con eso respondió; de modo que Pilato se maravillaba. Entiendo el asombro de Pilato ante el silencio de tu Hijo. Él mismo podría darse cuenta de la pantomima de aquellas acusaciones, testigos falsos (14:...

Marcos 14:36

Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú. “Abba Padre, todas las cosas son posibles para ti”. Esto es así porque lo dijo tu p...

Marcos 13:37

Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad. La exhortación o mandato que nos haces, Señor, con tus propias palabras son claras y las repites muchas veces y en varios lugares “velad, velad y orad”. Vigilar las se&ntil...

Marcos 12:17

Respondiendo Jesús, les dijo: Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él. Quiero pedirte, Señor, que a lo largo de este día y de los que puedan venir después...

Marcos 11:25

Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Siempre me ha costado la oración. Tú lo sabes bi...

Marcos 10:24

Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! Señor, &iqu...

Marcos 9:37

El que reciba en mi nombre a un niño como éste, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió. Debo entender, Señor, que lo que dices aquí en relación ...

Marcos 8:33

Pero él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Pedro...

Marcos 7:9

Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. Quiero tomarme, en esta mañana, muy en serio y de manera muy práctica estas palabras. La posibilidad de anular tus m...

Marcos 6:52

Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones. Señor, me alarman estas palabras que inspiraste a tu siervo Marcos. Aun siendo discípulos, sus corazones estaban endurecidos. ...

Marcos 5:30

Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿quién ha tocado mis vestidos? Señor Jesús, la multitud te apretaba (v.31), todos b...

Marcos 4:40

Y les dijo: ¿por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Señor Jesús, te sorprendiste por la poca o débil fe de tus discípulos cuando se asustaron al estar en una...

Marcos 3:35

Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre. No puedo pensar en esta mañana en mayor privilegio para mí que ser considerado por ti como parte de tu familia. No podría enu...

La hermosura de Jesús

Opinión personal de Pilar Herrera Carretero Como nos dice el subtítulo, el libro recorre algunas de las cualidades de la persona de Jesucristo, las mismas que deben reflejarse en cada creyente, pues como dice el autor casi al final de ...

Marcos 2:17

Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores. Señor Jesús tú fuiste y aún eres mi médico, porque yo...

Marcos 1:24–25

… Sé quién eres, el Santo de Dios. Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! En la misma sinagoga donde tu Hijo entró a enseñar (v.21), había un hombre con e...

Nehemías 8:10

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. El sacer...