• 1

Aclaraciones sobre los Nuevos Testamentos

ntEstimados y amados hermanos en Cristo:

Ante los masivos pedidos de Nuevos Testamentos a través de nuestra web, me veo en la obligación de hacer unas pequeñas, breves y concisas aclaraciones, que espero sean suficientes para informaros de que nuestra iglesia no tiene ningún lazo afín con el ministerio de Los Gedeones Internacionales, es decir, no distribuye Biblias ni Nuevos Testamentos del citado ministerio.

Muchos os preguntaréis el porqué de nuestro apartado existente en la web, pues bien, lo aclaro: el motivo no es otro que el de informar de la existencia de este reconfortante ministerio, para obtener del pueblo cristiano la oración continua que de fuerzas a cada uno de sus miembros y para la expansión y germinación de la Palabra de Dios por todos los confines de la tierra.

Luego, como ya he aclarado, la Iglesia Cristiana Evangélica de Ciudad Real no es miembro Gedeón, ni puede ser por su condición de iglesia; así, como su pastor por su condición de pastor. Sin embargo, sí pueden ser Gedeones los miembros con profesiones liberales, que ocupen puestos de responsabilidad, reconozcan a Jesucristo como su Salvador y Señor y crean que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios. En nuestra iglesia si hay miembros Gedeones, como es mi caso.

Los Gedeones no forman una iglesia y menos una secta. Cada Gedeón es un miembro activo de su propia iglesia o comunidad evangélica local y da un testimonio vivo del Señor. Los Gedeones extienden con sus distribuciones de la Palabra la fe misionera de las iglesias cristianas locales, es decir, colaboran con ellas dando fe de salvación a todos los que reciben un Nuevo Testamento. Pero, es el Señor, en Su soberanía y misericordia quien hace la Obra en el corazón de quienes reciben Su Palabra y la escudriña. Él y sólo Él aumenta o disminuye su rebaño.

¿CÓMO SE FINANCIAN?

Todas estas distribuciones son gratuitas. Los tremendos gastos de edición y difusión son financiados por todos los miembros de Los Gedeones Internacionales, por las iglesias locales y comunidades cristianas que deseen contribuir con ofrendas y, por supuesto, con sus oraciones eficaces.

Los miembros de esta asociación han podido comprobar millares de veces que Dios bendice particularmente este ministerio. Las muchas cartas y mensajes de agradecimientos recibidos del mundo entero lo confirman. Testimonios como estos incitan a un servicio duradero, y suscitan numerosos compromisos.

En su trabajo, los Gedeones se apoyan en la Palabra de Dios, en especial sobre esta promesa: "Así será Mí Palabra que sale de Mi boca, no volverá a Mí vacía, sino que hará lo que Yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié." (Isaías 55:11).

RESUMIENDO

1) La ICE Ciudad Real no distribuye Biblias ni Nuevos Testamentos porque no es ni puede ser brazo activo de Los Gedeones por su condición de iglesia. El pastor, por su condición de pastor, tampoco puede ser miembro Gedeón.

2) Los Gedeones Internacionales no colaboran con las Iglesias ni pastores en las campañas de evangelización de las mismas.

3) Sólo, y exclusivamente, los miembros Gedeones pueden y deben distribuir los Nuevos Testamentos en:

a) Hoteles, moteles y otros locales públicos.

b) Hospitales, consultas de los médicos, dentistas, clínicas o al cuerpo médico.

c) Institutos de Enseñanza Media y Universidades,

d) Fuerzas de Orden Público y Fuerzas Militares.

e) Presos de las cárceles y cuerpo de funcionarios.

Visto todo esto, queda claro, que la Iglesia Cristiana Evangélica de Ciudad Real no distribuye Biblias, sino que son algunos de sus miembros, independientemente y de forma ajena a la iglesia, son quienes llevan a cabo este Gran Ministerio. Por lo tanto:

NO PEDIR NUEVOS TESTAMENTOS A TRAVÉS DE LA WEB, PUES, A PARTE DE LAS RAZONES EXPUESTAS EN ESTE ARTICULO, NO DISPONEMOS DE TIEMPO SUFICIENTE PARA CONTESTAR TODOS LOS MENSAJES QUE MASIVAMENTE NOS LLEGAN CADA DÍA.

RECOMENDACIONES

Pónganse en contacto con las editoriales cristianas de su zona, porque suelen tener ejemplares gratuitos de Biblias y/o Nuevos Testamentos destinados para contribuir en tan misericordiosas y nobles causas.

Os pido disculpas, si en algo os hubiere molestado, y os doy todo mi ánimo para seguir en la Obra del Señor de la Obra “para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:10-11)

¡A Él sea la gloria por siempre!