• 1

Miqueas 4: 5

MIQUEAS 4 5Aunque todos los pueblos anden cada uno en nombre de su dios, nosotros con todo andaremos en el nombre de Yahveh nuestro Dios eternamente y para siempre.

Solo tú eres Dios y no hay otro fuera de ti (Is.44:8; 45:21s). Pero la ceguera del ser humano es tan grande que confunde las pequeñas luces que se levantan, con la luz radiante que tú desprendes como el Sol de justicia (Malq.4:2).

¿Cuántos dioses hay? No es que la sociedad se vuelva atea, en realidad ahora es más religiosa, lo que ocurre es que inventa más dioses, a su propio gusto e imagen, a cada paso levanta nuevos leños sobrantes y los adora (Is.44:17). Te culpan a ti, Padre, de su culpa, te rechazan y te niegan, para luego hacer del dinero, el poder, el sexo, la salud, la naturaleza o de cualquier otra cosa su propio ídolo; altares en corazones, relaciones y hogares.

El temor que me surge al leer esto, es que me es fácil decir que tú solo eres mi Dios y que solo andaré en tu nombre ahora y siempre, pero la realidad puede ser diferente. Conozco mi corazón y mi mente, y me producen poca autoconfianza.

¿Estoy confiando demasiado en mí mismo, en mis pertenencias, en mis dones? ¿Es mi reposo seguro, mi casa, mi gente, o eres tú? ¿Está mi fe buscando otros guías o planes a parte de tu palabra?

Dios mío no dejes de alumbrarme, aun cuando yo parezca que cierro los ojos. No dejes de ser mi camino, ni que yo me aparte de él.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Política de privacidad De acuerdo