• 1

Salmos 126: 5- 6

SALMOS 126 5 6Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Padre, no sé con exactitud a qué te refieres con este sembrar y segar. Según el contexto debe de hacer referencia a Israel a la vuelta del exilio; tú los castigaste por su pecado, pero les perdonaste y les permitías volver. El trabajo de reconstrucción será duro, pero el fruto traería regocijo (Jer. 31:9).

También es una explicación al tiempo difícil que está viviendo la iglesia y que tu Hijo ya anunciaba (Mt. 5:11) (Jn. 15:20); que habría persecución y dolor (Mt. 23:9) pero que el que persevere será salvo y la proclamación de esa salvación alcanzará los últimos términos de la tierra (Mt. 23:13-14), y que entonces tu manada pequeña (Luc. 12:32) será como las estrellas del cielo y la arena del mar (Gén. 15:5) (Heb.13:12).

También dice tu palabra que yo tengo que sembrar con hechos y con proclamación, ser sal y ser heraldo (Jn. 4:34-38) (2 Cor. 9:6,10), aun cuando esto sea con lágrimas y desgaste personal.

Quiero, Padre, que me dejes ver las cosas de hoy con los ojos de mañana, ver con fe (Heb. 11:1) que la siembra de hoy será una gran cosecha en tu día, en donde tu pueblo estará completo y no faltará ninguno, y yo entre ellos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Política de privacidad De acuerdo