• 1

Daniel 6

daniel 6Este capítulo que vamos a ver sobre la vida de Daniel es importante, y trae consuelo para aquellos que viven en lugares donde defender su fe es cuestión de vida o muerte.

Daniel ha sobrevivido al imperio babilónico y ahora tiene un lugar importante en el imperio persa, que fueron los siguientes como leíamos en Daniel 5:30 “la misma noche fue muerto Belsasar rey de los caldeos. Y Darío de Media tomó el reino, siendo de sesenta y dos años.” En este nuevo imperio, Daniel mantiene su situación de funcionario civil y a pesar de su edad, tendría sobre los ochenta años, va a tener que pasar una prueba de fe importante en su vida.

Vamos a ver también que este capítulo es como un paralelo al capítulo 3, donde los amigos de Daniel no acceden a adorar la estatua del emperador y son enviados al horno de fuego para probar su fe, y donde son preservados por Dios mismo dentro del horno.

Leemos Daniel 6:1-4. Lo especial de Daniel.

En estos versículos vemos las capacidades de Daniel, era una hombre con una gran capacidad personal, todo lo que hacía lo distinguía, dice el versículo que había en él un espíritu superior, que puede indicar el espíritu de Dios en él, pero también que era un hombre que desarrolló sus dones, su inteligencia y capacidad de trabajo; pero también destaca su capacidad moral, en este mundo hay muchos personas con grandes capacidades intelectuales, pero podemos ver y cada vez más, que usan esas capacidades para el engaño y el fraude, en este caso se ve que era un hombre de confianza, al que le delegan el control de todo el imperio. Era un hombre que tanto aquellos que se encontraban por debajo de él o por encima de él no iban a corromperlo ni sobornarlo para que hiciese algo en contra de la confianza que se había depositado en él y por esto esa declaración del versículo 4 “no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel y ningún vicio ni falta fue hallado en él”.

El hecho de estas características y el trabajo de Daniel, lo que vemos es que va a sufrir una persecución injusta, el propio gobierno al que servía excelentemente, es el que le va a someter a graves presiones. Como Daniel mismo indicó en el v.22, el era inocente delante de Dios y delante de los hombres. El incluso después de pasar esta prueba, se mantiene en su trabajo y sigue sirviendo a los persas, con el rey Darío y con Ciro. Es un ejemplo de lo que Pedro dice a los creyentes 1 Pedro 2:13,15 “por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior…Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos” y 1º Pedro 3:13-17.

En esta historia, vemos que Daniel había puesto al servicio de aquella autoridad pagana y política, todas sus capacidades. No se nos habla de su vida en la comunidad religiosa en la que vivía, pero se nos dice que era fiel e integro en lo que hacía y esto es un ejemplo para nosotros, no debemos ser los cristianos perfectos dentro de nuestro círculo de iglesia y pensar que nuestros trabajos no deben reflejar eso que nuestros labios proclaman, nuestro testimonio y nuestro trabajo es puesto delante de Dios para agradarle a él con nuestro trabajo, aunque sea duro, aburrido, esclavizante, en algunos casos, pero lo mejor que podemos escuchar de parte del mundo es que somos fieles y buenos trabajadores y se pregunten por qué somos así. Nos queda mucho por mostrar y por arrepentirnos cuando no somos así.

Colosenses 3:22-24 “siervos, obedeced a vuestros amos….”

Vamos a tratar el tema de los enemigos, leemos 4 y 5, qué les hizo odiar tanto a Daniel:

1. Los celos. Se enteraron del ascenso de Daniel y les sentó mal. Eran celos profesionales, de los cuales puede que tampoco nos libremos, en el trabajo y en la iglesia se pueden dar esos celos, se toma más en cuenta a unos que a otros, o a nosotros nos parece que nos tenían que dar ese puesto y nos enfadamos.

2. El racismo. Sus enemigos se deciden atacarle en relación a su religión. Su actitud racista aparece cuando le dicen al rey “Daniel, que es de los hijos de los cautivos de Judá”. Si es difícil tolerar que otra persona se lleve los ascensos, cuando esa persona pertenece a otra raza, u otro país, o grupo social diferente, molesta más aún, y debemos ser capaces de superar todas estas trabas que pueden ensuciar nuestro corazón.

3. El rencor. Los enemigos de Daniel, pensarían que si Daniel ascendía al escalafón más alto, no les permitiría continuar con sus prácticas corruptas, e incluso si las destapaba que fueran echados fuera de sus cargos. Nos dice el n.t. que el mundo ama las tinieblas, porque sus hechos son malos, y odian la luz, porque puede destapar su maldad.

Daniel 6:6-9.-Los métodos de los enemigos

1. Explotar la fuerza de Daniel. Como fracasaron al no encontrar en él debilidades, se proponen forzar su caída atacando a su propia fuerza. ¿Qué era lo que más le importaba a Daniel?
Se dieron cuenta de que por encima de su excelente trabajo estaba la lealtad a Dios, y si ponían en enfrentamiento las dos cosas la lealtad al país y a Dios, Daniel se inclinaría por Dios.

2. Violaron la constitución. Uno de los principales decretos de Ciro el Persa, cuando derroto a babilonia, fue liberar a los pueblos cautivos y sus dioses, En Esdras 1, vemos que concede a los judíos el ir a edificar el templo de Jerusalen y les devuelve sus utensilios sagrados. La política de este nuevo emperador era la de libertad religiosa a cada pueblo que era vasallo suyo, siempre que hubiese una fidelidad general al estado persa.

3. Estos enemigos lo que consiguieron era que el rey promulgase un edicto para que ningún creyente de otra religión durante un mes se acercara en oración o se dirigiera a su dios. Y claro el rey cae en la trampa y lo promulga.

Tenemos que estar preparados a que cosas así ocurran. Hay países donde no hay ninguna libertad religiosa y se persigue a los cristianos, pero hay países donde a pesar de haber libertad religiosa, en cualquier momento se puede promulgar una ley o una norma que impida hablar, poner carteles, o restringir la libertad de reunión, cualquier cosa.

Veamos la actitud de Daniel, v.10

¿Pensáis que era una actitud desafiante? Podíamos pensarlo, si no fuera por las últimas palabras, “como lo solía hacer antes”. Bastante sabían los enemigos que en su vida diaria Daniel oraba tres veces al día,abiertas sus ventanas y lo hacía conocedor de las escrituras, orando hacia Jerusalén

1º Reyes 8; 48,49 “y si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren llevado cautivos, y oraren a ti con el rostro hacia su tierra que tú dista a sus padres, y hacia la ciudad que tú elegiste y la casa que yo he edificado a tu nombre, tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia.

Orar hacia Jerusalén era para Daniel, conectarle hacia la ciudad de su Dios. La presencia de Dios estaba en el templo y la ley de Dios se proclamaba allí. Daniel a pesar de vivir en una ciudad hermosa y posiblemente rodeado de lujos, no había perdido la perspectiva y su comunión era mediante la oración. La oración le capacitaba para ser el siervo fiel y honrado y al mismo tiempo, servir al reino de Dios. Quizá esas ventanas no eran tanto para que salieran las oraciones, pues sabemos que Dios escucha en cualquier lugar, sino para que entrara el Dios de Jerusalen en su vida.

Daniel 6:11-16, Vemos que los enemigos consiguen sus propósito, el rey al enterarse del resultado de esa ley “le pesó en gran manera” porque no consideraba a Daniel como un traidor ni nada por el estilo y su deseo era librarlo, pero no le permitía su propia ley y tuvo que acatarla. En un pasaje parecido a cuando Pilato, a pesar de reconocer la inocencia de Jesús, se deja llevar por los líderes religiosos y lo entrega para que hagan lo que quieren hacer con él.

Daniel 6: 17-23. El rey le había dicho a Daniel “El Dios tuyo, a quien tu continuamente sirves te libre” Y vemos en estos versículos de nuevo el Dios que hace grandes prodigios para que veamos su gloria, Darío deseaba que fuera librado y no pudo descansar, de hecho de mañana se dirigió al foso, a ver qué había pasado con Daniel y se dirigió a el esperando respuesta y la respuesta fue positiva.

Daniel no sabía que Dios iba a cerrar la boca de los leones, pero así lo hizo y pudo declarar que era inocente ante Dios y ante los hombres, y que Dios tenía todo el poder para hacer lo que había hecho, librándolo de una muerte segura.

Daniel 6:26-27. De nuevo la declaración del rey, al igual que hizo Nabucodonosor, tiene que reconocer que Dios, es el Dios viviente, el Dios eterno, que salva, libra y hace señales.

Por último, ver los paralelismos entre Jesús y Daniel

  • Jesús llevó una vida perfecta, como Daniel delante de los persas
  • Jesús fue acusado injustamente como Daniel
  • Como Daniel, Jesús recibió un juicio injusto viendo como lo acusaban ante Pilato
  • Como Daniel su piedra fue sellada, pero Jesús apareció vivo, resucitó y esa es nuestra esperanza.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Política de privacidad De acuerdo